viernes, 3 de agosto de 2012

Aborto libre SÍ, aborto eugenésico NO


El Ministro Gallardón ha anunciado que reformará la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Afirma que, en cuanto a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), se establecerá un sistema de supuestos y no de plazos. Además, entre los supuestos para autorizar el IVE no estará la “malformación del feto”. Recordemos que la actual Ley situa la IVE dentro del Código Penal, y mezcla plazos (libre, 3 días después de haber sido “informada sobre apoyos sociales”, hasta las 14 semanas) y supuestos (hasta las 22 semanas, con permiso médico por “graves riesgos para la salud de la embarazada o riesgo de graves anomalías del feto”, en cualquier momento por “una enfermedad extremadamente grave e incurable del feto”)

Sorprende que la reacción más difundida y virulenta ante el anuncio del ministro sea contra la eliminación del supuesto por “malformación del feto”, y no contra la supresión del plazo de 14 semanas para la libre IVE. Intentaré comentar algunos argumentos escuchados durante los últimos días contrarios a la supresión del supuesto por “malformación del feto”, para luego intentar clarificar cuál es mi posición al respecto:

a) Gallardón actúa de manera hipócrita, no le interesa “proteger a las personas con discapacidad”, si no reformar la Ley al dictado de sus convicciones religiosas y/o de sus intereses electorales.

Totalmente de acuerdo. Baste recordar el también reciente anuncio de Gallardón de mantener la legalidad de la esterilización forzosa de personas con diversidad funcional que establece el artículo 156.2 del Código Penal (aunque días más tarde se mostraba dispuesto a rectificar), el insufrible borrador de anteproyecto de Ley General de Discapacidad, el brutal recorte de derechos y prestaciones llevado a cabo por su Gobierno en la Ley de “Dependencia”, o la disminución de fondos para inserción laboral y un interminable etcétera. Una muestra más del inclemente retrato que esbozó Millás en El País allá por 2007. De hecho, según El País, el único supuesto será el de “daño psicológico” para la madre, con distintos plazos en función de las causas de ese daño psicológico, entre las que estaría la “malformación del feto”. Es decir, se generaría un texto legal que seguiría laminando la dignidad de las personas con diversidad funcional y además patologizaría la IVE de manera que nunca fuese una decisión libre de la embarazada si no un tratamiento psiquiátrico. Esa es la línea en la que apunta también el señor Cotino. Sin embargo, la actitud hipócrita del legislador nada dice sobre el valor de lo legislado, no es propiamente un argumento sobre la cuestión de fondo, aunque sin duda hay que tenerlo en cuenta a la hora de articular alianzas para una propuesta política alternativa.

b) Debe mantenerse el supuesto por “malformaciones del feto” porque si nace será una carga económica y emocional para la madre.
Bueno, es posible, más aún con los recortes sociales que está llevando a cabo el Gobierno del señor Gallardón. De hecho, cualquier nacimiento puede suponer una carga si se escoge el país y/o la familia inadecuados para venir a este mundo cruel. Véase el ejemplo de los abortos de fetos femeninos en países como India. Parece mejor camino luchar conta las causas sociales que convierten a un ser humano en una carga, en vez de demonizar alguna característica humana. Pero como eso es harto complejo, resulta fácil caer en la búsqueda de atajos a cualquier precio. Recordemos que los primeros en ser exterminados por la Alemania nazi fuimos las personas con diversidad funcional, y que la propaganda utilizada para buscar la aceptación social se basaba, entre otras cosas, en la carga que suponían esos ciudadanos indeseables. Por eso se estableció la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y por eso su artículo 1 afirma que “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos ” sin hacer matiz alguno, para evitar atajos peligrosos. Tenemos que encontrar una manera de evitar “cargas insoportables” que no justifique y naturalice las causas sociales que, en muchas ocasiones, subyacen a esa percepción.

c) Debe mantenerse el supuesto por “malformaciones del feto” porque si nace sufrirá mucho.

Otra vez nos movemos en terrenos pantanosos. Sé que genera rechazo hacer referencia a la propaganda nazi, pero es un hecho histórico que dicha propaganda se imbuía de autoridad científica para referirse a esas realidades como “vidas que no valen la pena ser vividas” No señalo ahí para acusar a nadie de nazi, sería profundamente injusto, sólo digo que la Historia debería ser como mínimo una señal de alarma para reflexionar muy fino en estas cuestiones. Y no detecto esa reflexión.

Valga como ejemplo el exitoso artículo de El País “Nadie tiene derecho a obligar al sufrimiento” Después de un párrafo entero investiéndose de autoridad científica, el autor deja ir una buena ristra de “terroríficas” afirmaciones y algunas inexactitudes. Especialmente significativo para mí es el parágrafo donde describe una de las situaciones de “sufrimiento más allá de lo inimaginable” en términos de “Parálisis de ambas piernas. En los casos más graves, que desgraciadamente podrían ser la mayoría si la ley se modificase, el grado de parálisis será completo. Atrofia en estos casos de los músculos de los dos miembros inferiores con grandes deformaciones en los pies, piernas y también en la espalda, con desviaciones muy graves de la columna vertebral. Incontinencia completa de orina y de heces. Impotencia sexual completa” Un servidor, que es feliz como una lombriz, responde casi al milímetro a esa situación. Así que, cuidado, alármense, pensemos, compartamos experiencias, no todo es como nos lo cuentan. Por otro lado, el artículo también hace referencia a situaciones como “la anencefalia (falta completa de desarrollo de los hemisferios cerebrales)”, que sí me parecen más claramente sin sentido alguno, tal y como ejemplifica El País en otro artículo sobre el caso de Gloria Muñoz y su hija Alba. Por tanto, no digo que no haya realidades a intentar evitar, digo que no puede hacerse estigmatizando personas a base de naturalizar su presunta infelicidad porque eso ayuda a construir un imaginario colectivo sobre el que se han asentado y se asientan políticas nefastas para la dignidad de todas las personas. Tenemos que encontrar otra manera.

d) Debe mantenerse el supuesto por “malformaciones del feto” porque eso hace más libres a las mujeres para dedir sobre su propio cuerpo.

La Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (El Cairo, 1994) y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995) establecieron el derecho a la IVE como un derecho humano en base al derecho a decidir sobre el propio cuerpo y el derecho a la salud. No es necesario (ni aconsejable) ningún otro argumento para defender la libertad total de las mujeres para ejercer su derecho a la IVE. La cuestión es, cuando esa libertad total está secuestrada por una legislación como la actual que no respeta los derechos humanos, ¿hace un “poquito libres” a las mujeres el supuesto de “malformación del feto? Parece que la impresión mayoritaria es que sí, y que mejor ese poquito que nada. En mi opinión, es un error gravísimo renunciar a lo establecido por el sistema de derechos humanos a cambio de un pedacito de “pseudolibertad” que consiste en que los médicos tengan la potestad de establecer una valoración suficientemente negativa de ciertas formas de vivir como para despenalizar la IVE. Así, ese pequeño trozo de pseudolibertad se construye validando el poder médico sobre el cuerpo de las mujeres y socavando la dignidad de las personas que ya viven las realidades que el estamento médico decide que no son dignas de ser vividas. ¿Es ésta la mejor manera de que las mujeres lleguen a ejercer con total libertad sus derechos humanos? ¿Estamos construyendo libertad cuando aceptamos y reforzamos la medicalización de la vida humana como forma de opresión y dominación sobre quienes no encajen en el modelo utilitarista imperante? A mi modo de ver, la respuesta a ambas preguntas es NO.

Una analogía para intentar visualizar la agresión simbólica que supone aceptar supuestos de despenalización de la IVE en función de alguna característica del feto: imaginemos que en algún estado de la India las autoridades decidiesen “ser realistas” y aceptar “el sentir mayoritario de la población” sobre la carga que supone para las familias tener hijas y la mala vida que les espera si no pueden reunir una dote suficiente, de manera que estableciesen una ley de IVE con un plazo de 10 semanas para abortar libremente y otro de 16 semanas (margen para diagnosticar el sexo) si el feto es femenino. Añadir ese supuesto por cuestión de sexo, ¿nos parecería una buena vía para que las mujeres lleguen a ejercer sus derechos humamos con total libertad? ¿nos resultaría aceptable ganar un supuesto para abortar al precio de dinamitar la dignidad de las mujeres ya nacidas al establecer en un texto legal que su realidad es menos digna de ser vivida que otras? Como toda analogía, no se puede estirar ad infinitum sin que se rompa, pero debería servir para reflexionar sobre la presunta ganancia de libertad que implican los supuestos en función de alguna característica humana.

Vistos los principales argumentos esgrimidos a lo largo de los últimos días para oponerse a la supresión del supuesto de despenalización de la IVE por “malformación del feto”, llego a las siguientes conclusiones:

1) De los textos de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (El Cairo, 1994) y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995) puede entenderse que queda establecido el derecho a la IVE como un derecho humano, en base al derecho a decidir sobre el propio cuerpo y el derecho a la salud. Con esto, no es necesario ningún argumento más. En mi opinión, las mujeres deberían poder ejercer el derecho a la IVE con total libertad y seguridad, sin dar explicaciones ni pedir permiso ni a la religión ni a la ciencia ni a nadie. La ley 2/2010, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo debería reformarse para sacar la IVE del Código Penal y eliminar todas las tutelas, todos los plazos y todos los supuestos. De esta manera, tendríamos un texto legal que ni criminalizaría las decisiones de las mujeres sobre su propio cuerpo ni establecería valoraciones que quebrantan la dignidad de las personas con ciertas características particulares.

2) Quien no acepte la IVE como un derecho humano tendrá que tener presente que, según el Comité de la ONU contra la tortura, prohibirlo totalmente es una forma de tortura contra las mujeres. Asumiendo que nadie va a defender la tortura, la consecuencia es clara; si no se acepta la IVE libre habrá que regularla con un sistema de plazos, o de supuestos, o una combinación de ambos.

3) Si se establece algún plazo debe ser único. Determinar plazos diferentes según alguna característica humana (sexo, etnia, diversidad funcional...) con el argumento de evitar sufrimiento a la futura persona o cargas al entorno familiar atenta contra la dignidad de las personas que ya viven esas realidades. Nótese que el objeto de discriminación no es el feto, que no es un ser humano, si no las personas que tienen las características que pretenden justificar el aborto. En el mismo sentido, obsérvese que el sujeto discriminador no es la mujer que aborta, si no el texto legal que establece una minusvaloración de las vidas de las personas que poseen las características en cuestión.

4) En particular, no puede haber un plazo diferente por “malformación del feto”. La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad forma parte del cuerpo jurídico español, y el Comité de la ONU que vela por su cumplimiento ya avisó a España en octubre de 2011 que debía corregir esa diferencia de plazos que se da en la actual ley. Nada dijo el Comité sobre si la corrección debía efectuarse eliminando todos los plazos, o elevando el plazo general a 22 semanas o eliminando el supuesto por “malformación del feto”

5) Es importante entender que no es necesario atribuir derechos al feto para que el aborto por “malformación del feto” sea ilegal allí donde esté vigente la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. El artículo 1 dice “El propósito de la presente Convención es promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas las personas con discapacidad, y promover el respeto de su dignidad inherente” . Por otro lado, el artículo 3 establece como principios de la Convención “a) El respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las propias decisiones, y la independencia de las personas, d) El respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad y la condición humanas” Y el artículo 8 conmina a los Estados Parte a “a) Sensibilizar a la sociedad, incluso a nivel familiar, para que tome mayor conciencia respecto de las personas con discapacidad y fomentar el respeto de los derechos y la dignidad de estas personas; b) Luchar contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas respecto de las personas con discapacidad, incluidos los que se basan en el género o la edad, en todos los ámbitos de la vida; c) Promover la toma de conciencia respecto de las capacidades y aportaciones de las personas con discapacidad.
Un texto legal que establece un juicio de valor negativo sobre las vidas de quienes tienen diversidad funcional ni promueve ni respeta su dignidad inherente, ni respeta las diferencias, ni acepta las personas con diversidad funcional como parte de la diversidad y la condición humanas, ni sensibiliza para la toma de conciencia respecto la diversidad funcional, ni lucha contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas respecto las personas con diversidad funcional. Todo lo contrario, socava la dignidad de las personas con diversidad funcional y refuerza los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas contra ellas. Nótese que la argumentación dada en este punto en base a la Convención nada tiener que ver con la expresada por el ministro, que invoca los artículos 10 y 25 atribuyendo (a mi entender, erróneamente) al feto los derechos recogidos en la Convención.

6) He utilizado la expresión “malformación del feto” siguiendo la terminología más utilizada por la prensa estos últimos días, en la actual ley se habla de “graves anomalías en el feto” y de “enfermedad extremadamente grave e incurable”. Caso diferente es aquel al que la actual ley se refiere como “anomalías fetales incompatibles con la vida” Ese supuesto no es incompatible con la Convención, porque obviamente la muerte no es una forma de diversidad funcional. Nadie se atreve a hacer un listado de lo uno y de lo otro, todo el poder de decisión sobre los cuerpos de las mujeres se transfiere a los médicos.

Ante esto es habitual escuchar “¿Y qué problema hay con eso? La Ciencia es objetiva” La Ciencia es fantástica, pero como toda actividad humana obedece a la subjetividad de quienes determinan su saber. Basta echar un vistazo a la Historia (el Holocausto, el tratamiento de la diversidad mental, los electroshocks, la lobotomía, la histeria femenina, las madres nevera, la homosexualidad, la transexualidad, el ensañamiento quirúrgico con “los deformes”...) para comprobar los desatinos que, avalados por la Ciencia, se han sucedido desde que existe el método científico. La dificultad extrema, si no imposibilidad, de elaborar esos listados parece un síntoma claro de que quienes no acepten la IVE libre deberían inclinarse más por un sistema de plazos que por uno de supuestos, garantizando en cualquier momento la IVE en caso de riesgo vital para la madre o de “anomalías fetales incompatibles con la vida”

7) La postura más extendida en “ámbitos progresistas” viene a ser algo así como “no, si yo estoy de acuerdo con la libre IVE (ver punto 1), pero mientras no lo conseguimos me parece bien que haya un plazo diferente para malformaciones del feto”. A parte de peligrosamente poco ético (ver puntos b, c, d y 3) es ilegal (ver puntos 4 y 5) Si tenemos la conciencia de que algo es un derecho humano no podemos aceptar que se viole dando por buenos cambalaches que validan y perpetúan esa vulneración, menos aún si tomamos conciencia de que ello quebranta también la dignidad de otras personas. Así no se construye libertad, si no situaciones de estigmatización, opresión y dominación de las mujeres y de las personas con diversidad funcional. Si de algo debería servir este órdago lanzado por Gallardón, es de acicate para recuperar la reivindicación de la libre IVE como derecho humano vinculado al propio cuerpo y a la salud, y limpiar definitivamente esta lucha de otros argumentos bastardos que lejos de ayudar a la causa la ensombrecen innecesaria y tétricamente.

17 comentarios:

Sin identidad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me parece que es un tema sumamente etiquetado ante de una sociedad que esta dedicada a juzgar sin antes saber que sucede, juicios de valores, que sin causa alguna hieren, molestan, o matan. El aborto opino que debe ser considerado ya que nosotras como mujeres tiene la decisión si la damos la vida o no a un ser vivo mas, no quiero parecer egocéntrica, pero así es, ese pequeño feto aun no tiene vida, no se desarrolla por completo, y estoy hablando de ciertos meses, que son 90 días los que se tiene un aborto seguro, y después de ese tiempo ya es cuando el producto comienza a desarrollar los principales organismos con los que contamos como el corazón, y el cerebro. Se que hay mujeres que de verdad se autoagreden y eso no esta nada padre y poniendo como tema el aborto, precisamente abortan en 7 meses que tiene el producto y Ok Ok la criatura, pero ella, sus consecuencias, de verdad eso ya no es tener conciencia. Estoy a favor en ciertos términos, hasta cierto periodo de días, se cual sea la causa, que si por descuido, que es lo mas común, pero debe haber decisión y esa decisión debe considerarse respetada. Saludos y les dejo una pagina, interesante, espero les ayude mujeres ;) http://www.misoprostol.org.mx/ 

Clinica femenina dijo...

El aborto es un tema muy delicado por mi pais se se legaliza esto sera un caos ya que en control y clandestinidad se va de las manos es un tema muy complejo y amplio para estudiar

Antonio Centeno dijo...

en la buena dirección :-D "Nos quieren confundir con laberintos de condiciones sobre malformaciones, intentando abrir brechas entre nosotras, cuando sabemos que caminamos con las personas con diversidad funcional en luchas que están unidas. Pretenden clasificarnos según la edad para dar a unas más capacidad de decisión que a otras. Secuestran nuestros derechos, haciendo del aborto una concesión bajo supuestos en los que centran el debate mientras ocultan la raíz del tema. El origen es su ofensiva patriarcal, retrógrada y misógina que nos quiere recortar la capacidad de acción sobre nuestros cuerpos, nuestra autonomía y libertad." http://www.colectivomantys.net/2012/09/aborto-libre-y-gratuito.html

Aborto legal dijo...

Son varios los paises que ya han legalizado especialmente los paises latinos con su reciente incorporacion Uruguay ademas de Mexico otro pais muy importante en la region, en donde el aborto es legal, no penado

Embarazo no deseado dijo...

El aborto es legal en muchos países y existe una alta tasa de embarazos no deseados y abortos en Latinoamérica además de la reciente legalización en Uruguay es un efecto que avanzara y aumentara

Abortar legalmente dijo...

Es una situación muy difícil de debatir e ira en aumento por que es una cuestión de conciencia y humanidad

Interrupcion del embarazo dijo...

Es un problema mundial que afecta hoy día a nuestra sociedad y va en aumento hay muchos factores y motivos que no se justifica para su acto por mas razones que exista

Anónimo dijo...

Hombre Antonio, que los que no estemos de acuerdo conque el aborto es un derecho seamos calificados de "torturadores", lo diga ese organismo de la ONU (o sea, burócratas) o no, es un poco fuerte ¿no?

A ver, yo soy contrario al aborto (lo de IVE me parece un eufemismo para los que están a favor), pero me importa más que no haya abortos que la legislación. Si fuese libre y se redujese considerablemente lo considero un avance. Pero sustituir "causas discriminatorias" por "libre" no reducen de facto los supuestos de causas discriminatorias. En la India está prohibido abortar por causa de que el embarazo sea de una niña. Pero como es libre, de facto siguen abortando por esa causa. O sea, da igual la ley, lo que importa es la discriminación del pensamiento.

Un símil que no te va a gustar: es como si en la Alemania nazi hubiesen tenido una ley que prohiba gasear a judíos por serlo, pero que permitiese gasear libremente a la gente que se quiera. No se invoca la causa, se gasea a los judíos igualmente y ya está.

Lo siento si te sientes ofendido por mis opiniones, pero la divergencia ha de ser basada en la sinceridad, no en quedar bien.

Un saludo.

Antonio dijo...

Ya se ve que no van a abordar ustedes la cuestión crucial. ¿En qué momento de su desarrollo concedemos a un ser vivo genéticamente humano la condición de persona con derechos, entre ellos el de la vida?
Salvo que Espada o usted ya hayan respondido algo ímplicitamente al diferenciar entre nacidos y no nacidos. Pero se debería entonces despejar cualquier duda y decir claramente que mientras el ser vivo humano todavía se encuentre en el útero, hasta el minuto antes de nacer incluso, sólo existe "el derecho al propio cuerpo de las mujeres", sin que éste entre en conflicto con ningún otro derecho de nadie.
Otra cosa es que ustedes sólo hayan aceptado un debate conveniente para ambas partes, con la petición de principio más importante de todas fuera de la discusión.
La mayoría de personas es lo que hacen, y es fácil de entender.

Saludos,
Antonio

Anónimo dijo...

Sr. Centeno:
Que el feto no sea persona y no tenga derechos, y que la embarazada pueda disponer de su cuerpo, no impiden:
a) que la vida futura del feto sea un bien público a preservar, sencillamente por su interés para la sociedad o el estado, ya sea como trabajador, soldado, o contribuyente. Otras muchas cosas, inanimadas, vivas o abstractas son consideradas por la ley bienes a proteger, aun con supuestos beneficios mucho menores y cargados de subjetividad.

b) que las facultades de la mujer para disponer de su vida sean limitadas a conveniencia de la colectividad, en ese aspecto tanto como lo son las de hombres y mujeres en tantas otras dimensiones. Las limitaciones a lo que podemos hacer con nuestros bienes, nuestro cuerpo y nuestra palabra son tantas y tan justificadas como las cosas que no podemos dejar de hacer, en favor de otros o de todos. ¿Quién puede pretender que el dominio de algo le pertenece en exclusiva?

Todo ello desde una concepción donde prevalece el interés social y comunitario sobre el individual.

No le diría esto si fuera ud. un convencido liberal -como es mi caso- pero observo en su perfil que es militante de ICV, por eso me extraña mucho que asuma esa primacía absoluta y excluyente de la conveniencia individual sobre los principios de sometimiento al interés general. También lo hago porque razona ud. muy agudamente; no creo perder el tiempo.
Saludos,
Achab

Anónimo dijo...

Sr. Centeno:
Que el feto no sea persona y no tenga derechos, y que la embarazada pueda disponer de su cuerpo, no impiden:
a) que la vida futura del feto sea un bien público a preservar, sencillamente por su interés para la sociedad o el estado, ya sea como trabajador, soldado, o contribuyente. Otras muchas cosas, inanimadas, vivas o abstractas son consideradas por la ley bienes a proteger, aun con supuestos beneficios mucho menores y cargados de subjetividad.

b) que las facultades de la mujer para disponer de su vida sean limitadas a conveniencia de la colectividad, en ese aspecto tanto como lo son las de hombres y mujeres en tantas otras dimensiones. Las limitaciones a lo que podemos hacer con nuestros bienes, nuestro cuerpo y nuestra palabra son tantas y tan justificadas como las cosas que no podemos dejar de hacer, en favor de otros o de todos. ¿Quién puede pretender que el dominio de algo le pertenece en exclusiva?

Todo ello desde una concepción donde prevalece el interés social y comunitario sobre el individual.

No le diría esto si fuera ud. un convencido liberal -como es mi caso- pero observo en su perfil que es militante de ICV, por eso me extraña mucho que asuma esa primacía absoluta y excluyente de la conveniencia individual sobre los principios de sometimiento al interés general. También lo hago porque razona ud. muy agudamente; no creo perder el tiempo.
Saludos,
Achab

Embarazo no deseado dijo...

El aborto, en muchos países como México es legal en algunas excepciones es cuestión de informarse y tomar conciencia al tener actividades sexuales y ser responsables

Anónimo dijo...

Hola Antonio.
No sabía muy bien como comenzar, así que empezaré diciendo que me llamo Raquel. He llegado hasta aquí a raíz del polémico artículo de Arcadi y me ha gustado mucho lo que he leído por tu parte.

Creo que las personas que son discapacitadas, o (en mi caso) convivimos con un discapacitado, tenemos una visión muy diferente de la que posee la sociedad en general. Yo a veces discuto con mi pareja sobre este tema. Él alega que no querría tener un hijo discapacitado "una carga", alguien que va a ser "diferente" "que nunca será como los demás" La gente que no convive con discapacitados tiene una idea de la vida de los mismos muy negativa, seguramente, porque en alguna parte de sus vidas, ellos también los han discriminado.

Además, pienso que no tiene ninguna gracia ser y vivir como los demás. ¿Qué sería de la humanidad sin diversidad? Puestos a esquematizar la sociedad, hagamos como Aldous Huxley en "Un mundo feliz" si empezamos con cribas o selecciones acabaremos teniendo niños como clavos. ¡Ale, a fabricar bebés en cadena! Acabaremos creando criaturas idénticas, sin esencia, meros robots.

Además, mucha gente parece olvidar que de éste tipo de pensamientos nacieron los ideales en los que se apoyaron los nazis para su barbarie.

Yo aquí no quiero plantear el debate del aborto. Sino los argumentos que ha usado Arcadi a partir de los discapacitados como justificación del mismo.

Creo que mi hermano, discapacitado intelectual, afectado de autismo, es la persona más feliz que he conocido. Y también es, paralelamente, la persona que más feliz me ha hecho a mi, la más importante de mi vida.

Sé que si me hermano hubiera sido "normal" no le hubiera querido tanto como le quiero ahora, y que no me habría aportado la visión tan gratificante y amplia que te da una persona que no tiene prejuicios ni esquemas sobre el mundo.

Creo que basar una decisión de aborto sobre una posible discapacidad es absurda. Porque no sólo se nace discapacitado, también se adquiere. Y muchos de esos presuntuosos que harían "una criba" seguro que al final, por causas de la vida, accidentes y enfermedades, acabarían teniendo un hijo con dificultades...Y le querrán igual... y sino, es que no tienen ni una pizca de humanidad.

Tengo una prima con esquizofrenia adquirida, no nació así, surgió a raíz de una depresión. ¿A caso es menos humana que cuando nació? Claro que no. ¿Tenía ella más derecho a nacer que mi hermano? ¿Es más persona? ¿A acabado encajando mejor en la sociedad? Creo que incluso ambos (mi prima y mi hermano) tienen un porcentaje de discapacidad similar.

Yo, en mi particularidad, creo que no me haría ningún tipo de "análisis" previo al embarazo. Porque no estaría siendo coherente conmigo misma. No puedo decir que mi hermano es la persona más especial de mi vida, para luego decir "no, no quiero que mi hijo sea así" No tiene nada que ver con motivos religiosos sino con una coherencia personal (que también, parece que etiquetan a todos los que hacen ciertos actos en el mismo saco) A mi lo que me importa es que a mi hijo, discapacitado o no, moreno o rubio, inteligente o apocado, gay o heterosexual, lo querré igual.

Anónimo dijo...

*continuación*

Aunque claro, hay casos y casos... no me voy a poner a enumerar lo que yo creería que son excepciones.

Eso debe ser una decisión personal, que debe nacer de los baremos de cada cual. Mis padres siempre han dicho que les encantaría que mi hermano fuera normal, que darían cualquier cosa por tener los problemas de los padres habituales. Yo no lo comparto, si bien, me encantaría que fuera autónomo, y se valiera por si mismo. Miedo me da que un día se quede solo ante un mundo demasiado cruel. Pero es lo único que cambiaría de él. No tiene nada de malo que le guste la soledad, que no sea afectuoso, o que tenga gustos que a ojos "normales" parezcan estrambóticos. Tampoco pasa nada porque no se sepa expresar correctamente mientras le podamos entender en lo esencial.
Él es feliz, y no hay nada más bonito que eso.

Por eso no soporto que alguien venga (en este caso, Arcadi) a insinuar que personas como mi hermano no deberían haber nacido, o tienen una existencia peor por no encajar en su querido patrón. (Recalco el "insinuar", quizá no es lo que él quiere mostrar, pero si todo el mundo malinterpreta algo, es porque se dan razones de sobra para malinterpretarlo)

Lo curioso es que las personas que encajan "en el patrón", son las que más daño hacen a la humanidad. ¡Conozco tan pocos delincuentes "enfermos" de nacimiento!

Me he extendido mucho, lo sé, pero quería dejar parte de mi opinión sobre vuestra conversación.

Me alegra que-indirectamente-hayas defendido y proclamado algunos de mis ideales en tus mails, aunque también tengamos nuestras diferencias.

Ha sido muy agradable leer tus respuestas.

Un saludo afectuoso.

Interrupcion de Embarazo dijo...

El aborto es legal en muchos países y existe una alta tasa de embarazos no deseados y abortos en Latinoamérica además de la reciente legalización en Uruguay visita el sitio para informaciones

Anónimo dijo...

Afortunadamente la reforma de Gallardón no salió, pero se ha restringido el derecho a decidir de las jóvenes sobre su propio cuerpo, obligándolas a contar con el permiso de sus progenitores. Hasta hace poco, en algunas comunidades autónomas como Madrid incluso les obligaban a que fueran con los dos, cuando en algunos casos no contaban con ambos. Antes la ley del psoe ya pedía que informaran, en fin, que aunque las jóvenes no sea un grupo social que aborte mayoritariamente, tampoco ahora la legislación es demasiado permisiva. En esta página se pueden encontrar varios post al respecto, información sobre la normativa y un buscador de clínicas acreditadas: http://www.clinicasabortos.com